Claves para Detectar Relaciones Tóxicas en tu Hija Adolescente y cómo Superarlas

Nov 06, 2023

En este artículo, te acompaño a detectar las señales de una relación de amistad o de pareja tóxica en tu hija adolescente, cómo prevenirlas, sus causas, consecuencias en el bienestar emocional y mental y recomendaciones para ayudar a tu hija a enfrentar y superar estas relaciones.

 

¿Qué son las Relaciones Tóxicas?

Son esas relaciones que establecen las adolescentes en donde se sienten constantemente afectadas negativamente, que limitan su potencial y que muchas veces no se dan cuenta del daño que les está ocasionando y la influencia negativa que significa para ellas.  Puede manifestarse como un control excesivo, una manipulación emocional, una crítica constante o incluso como abuso físico.  Las relaciones tóxicas pueden darse tanto en el ámbito de las amigas como en una relación romántica.

Las señales de Alerta 

1. Control Excesivo: En una relación tóxica, tu hija sentirá que su(s) amiga(s) o la persona con la que tiene una relación romántica, intenta controlar o coartar aspectos de su vida que son importantes en esta etapa.  Como la manera de vestirse, con quién puede relacionarse, qué hacer, qué lugares visitar hasta con quién puede hablar.

2. Manipulación Emocional: La manipulación emocional  hace que tu hija se sienta muy insegura, culpable, deprimida o ansiosa ya que para obtener lo que se desea o mantener esa relación de amistad o pareja, debe hacer cosas que muchas veces no quiere o dejar de hacer otras, que sí quiere.  Puede darse en forma de chantaje emocional, por ejemplo, “si tú haces esto o aquello, entonces ya no te quiero y te dejo” muchas veces esta dinámica, no es tan explícita.

3. Crítica Constante:  En tu hija adolescente, su cerebro femenino opera de una manera en que se vuelve especialmente vulnerable frente a la crítica de sus amigas y parejas.  En esta etapa, sentirse parte de un grupo de amigas y encajar es fundamental.  Entonces si tu hija está en relaciones tóxicas, la crítica constante dañará fuertemente su autoestima y confianza en si misma, logrando hacerla sentir que No Es lo suficientemente buena.

4. Abuso Físico y verbal: En casos extremos, las relaciones tóxicas pueden dar lugar a abuso físico y verbal. Puede comenzar con pequeñas descalificaciones, insultos y luego, pasar a empujones, golpes o incluso más.

Si detectaste una o más de estas señales en tu hija adolescente o intuyes que algo de esto puede estar pasándole, agenda aquí tu consulta y ayudemos juntas a tu hija a salir de esto de la mejor manera.   

 

Causas de Relaciones Tóxicas en las Adolescentes

Las causas más comunes incluyen:

1. Baja Autoestima y Necesidad de Aprobación
Si tu hija tiene una baja autoestima a menudo buscará la aprobación y la validación de las demás personas para sentirse valiosa, ya que cree que no merece algo mejor. Esto puede llevarla a tolerar relaciones tóxicas debido a su miedo a la soledad o a la pérdida del afecto de su pareja o amigas.

2. Inseguridades Emocionales y Dependencia
Si tu hija tiene inseguridades emocionales importantes, puede hacerse dependiente de esa amiga o pareja que no te agrada porque ves que es una mala influencia para ella o sientes la pone en riesgo.   Pero para tu hija, esa amiga o pareja, le da seguridad, se siente aceptada y valorada en cierta forma, aún cuando tenga que tolerar situaciones que la ponen en riesgo como es el consumo de alcohol, drogas, conducta promiscua, violencia sexual.   Todo porque cree que no podrá funcionar sin la presencia de estas amistades.

3. Modelos y Patrones Familiares Disfuncionales
La familia juega un papel fundamental en la formación de la psicología de una adolescente.  Si tu hija creció en un entorno familiar donde se dan las relaciones tóxicas, es más probable que repita estos patrones en sus propias relaciones.  A menudo, lo que se observa en casa, las replicará en sus relaciones personales.  

4. Falta de Habilidades de Comunicación
La falta de habilidades de comunicación efectiva puede contribuir a tener relaciones tóxicas.  Es probable que tu hija adolescente no sepa cómo expresar sus necesidades, preocupaciones o límites de manera adecuada, lo que puede llevarla a malentendidos y conflictos constantes que la expongan a relaciones poco sanas.

5. Exposición a Contenido Tóxico en Medios y Redes Sociales
Muchas adolescentes no saben cómo son las relaciones saludables y no saben reconocer las señales de una relación tóxica. Y en este contexto, la exposición constante a contenidos en redes sociales que normalizan relaciones tóxicas o idealizan ciertos comportamientos puede influir en entender lo que es o no una relación saludable.

Tu hija adolescente puede asumir que ciertos patrones de comportamiento son normales para ella, incluso si son dañinos o la hace sentir mal emocionalmente. Esto puede provocar que tu hija tome decisiones sin sentido crítico 

 

Cómo ayudar a tu hija a Superar Relaciones Tóxicas

Para ayudar a tu hija adolescente a prevenir y superar relaciones tóxicas, tu apoyo y guía es clave.  Sin embargo, cuando una relación de este tipo ya se ha instalado y ha tenido algún impacto negativo en el comportamiento y prácticas de tu hija, por ejemplo, ella o sus amigas han subido fotos íntimas a las redes, bebe alcohol o consume drogas hace un tiempo, llega pasada a trago frecuentemente, va a fiestas públicas dónde va cualquier persona y edad, anda sola en la calle hasta altas horas de la noche,  necesitarás del acompañamiento de especialistas en salud emocional y mental para apoyarte y ayudar a tu hija a superar estas prácticas y "amistades".

Estar atentas a los cambios de conductas en tu hija, como dejar de hacer lo que le gusta; tener nuevas amistades, percibir distanciamiento con su círculo de amistades habituales, atender a bajas en el rendimiento académico o en su estado de ánimo, son indicadores que podrían condicionarse al vaivén de las relaciones en las que está. 

Recomendaciones

1. Fomenta la Comunicación Abierta
Tu hija debe sentirse segura para hablar contigo sobre sus relaciones y compartir sus preocupaciones.  Necesita sentir que la comprendes, que no la juzgas ni criticas, algo que es difícil para las madres en especial cuando, ven que su hija está tomando malas decisiones o se está poniendo en riesgo.   Si tu hija se sincera contigo, escúchala sin interrumpirla, pon atención a cómo se siente y pregunta cómo le hace sentir lo que te está contando, dile que tú la amas independiente de lo que ella haga y aunque se equivoque no dejarás de hacerlo, que estás y estarás para lo que necesite.   Y por supuesto, sé coherente en el futuro con lo que le dices.  Dale las gracias, por confiar en ti porque así puedes ayudarla y entenderla mejor.

Es posible que tu hija se sienta avergonzada de lo que ocurre en su relación tóxica y tema que reacciones de forma exagerada o la recrimines, la culpes o te decepciones de lo que ha hecho.   Ninguna hija desea decepcionar a sus padres, aún cuando sus acciones parecieran que dicen lo contrario, como tampoco dejan de escuchar a sus padres, en especial a su madre como el referente femenino que representa, incluso cuando dicen directamente que no quieren ayuda. 

Si tu hija se abre a hablar contigo, recuerda que si está en una relación tóxica, algo no anda bien con su autoestima y entonces necesita mucho de tu contención.  Deja que hable bajo sus propios términos e intenta mantener la calma y manejar tus propios miedos y frustraciones como mamá por muy difícil que te resulte.  Sólo así, inspirarás la confianza y seguridad que ella necesita para seguir hablando y recibir tu ayuda.

2. Educa sobre Relaciones Saludables
Es importante conversar con tu hija sobre lo que implica una relación saludable y cuáles son las señales de alerta de una relación tóxica.  Y qué mejor que tú como mamá tengas  relaciones saludables que te nutran y aporten a tu bienestar emocional.  Tener amigas con quienes conversar tus problemas y se escuchen, salir con ellas cada cierto tiempo, invitar a tu casa a tus amigas y que tu hija vea como te ríes y disfrutas con tus amigas es la mejor enseñanza práctica que puedes dar a tu hija. Lo mismo, con tu relación de pareja, si tu hija ve cómo respetas a tu pareja, no se interrumpen cuando hablan, se dan tiempo para sus hobbies u otros intereses y también para salir en pareja, todo esto muestra a tu hija lo que en la práctica es una relación saludable.

Esta es una mejor forma de apoyar a tu hija y ofrecerle una herramienta útil para que pueda enfrentarse a la vida con mayor seguridad, autonomía e independencia.

3. Ofrece Apoyo Emocional
El apoyo emocional es crucial para ayudar a tu hija a recuperarse de relaciones tóxicas. Debe saber que no está sola, que la amas incondicionalmente y que hay herramientas para superarlo y que pueden juntas pedir ayuda a especialistas para superarlo. 

4. Fomenta la Autoestima
Ayuda a tu hija a construir una autoestima saludable enfatizando sus fortalezas y los comportamientos que apuntan a su autocuidado y respeto de sí misma, para que no acepte relaciones tóxicas. 

Decirle que es bonita, inteligente, capaz de lograr todo lo que propone y que no merece estar en esta relaciones que no le hacen bien, no es suficiente.  Eres su mamá por tanto, va a sentir que porque eres su mamá le dices todo esto.  Entonces recurre a darle desafíos que pueda enfrentar a su edad y que desarrollen su autonomía y fortalezcan su sentido de autoeficacia.

5. Buscar Ayuda Profesional
Es importante que busques ayuda profesional si sientes que te faltan herramientas para ayudar a tu hija con esta relación tóxica que a simple vista, puede parecer que no está pasándola mal con esto.  Sin embargo,  el sólo hecho que esté en una relación de este tipo ya sea con amistades o una pareja, ya es señal de heridas emocionales en ella, que requieren de ayuda de un(a) especialista.   

 

Si resuenas con esto, te recomiendo que no lo dejes pasar.  No esperes a que el impacto negativo de esta relación sea mayor, para acudir a un(a) especialista. 

Por eso, te invito a que agendes aquí, si quieres tener una sesión conmigo.   Así, podrás aclararte sobre lo que está pasando con tu hija y saber los pasos a seguir de cómo puedes ayudar a tu hija a salir de esta relación, superarla y mejorar su autoestima.

 

Cómo saber cuál es la ayuda profesional que necesita mi hija para superar una relación tóxica

Existen variados enfoques terapéuticos para ayudar a las adolescentes que han sufrido daño por relaciones muy tóxicas y salir de ellas.

En mi experiencia profesional con las jóvenes adolescentes, trabajar con un enfoque integral que incluya la Psicoterapia enfocada en las emociones, las constelaciones familiares y el coaching permite abordar de manera más completa, efectiva y en un período más breve que una terapia tradicional, los desafíos emocionales y de relaciones de las adolescentes.

A continuación, te detallo cómo ayudan en este contexto:

 

Psicoterapia Enfocada en las Emociones

La psicoterapia enfocada en las emociones, permite a una adolescente a explorar sus emociones, desarrollar habilidades de comunicación y establecer límites saludables, lo que es fundamental para construir relaciones saludables en el futuro.

1. Identifica Emociones y Patrones de Comportamiento
La terapia de enfoque emocional ayuda a las adolescentes a identificar y comprender sus emociones y cómo estas influyen en su comportamiento. En el contexto de relaciones tóxicas, esta terapia les permite reconocer las emociones como el miedo, la tristeza o la frustración, que pueden estar experimentando debido a la relación y que daña su autoestima y confianza.

2. Expresión Saludable de Emociones
Las adolescentes a menudo pueden sentirse bloqueadas o incapaces de expresar sus emociones de forma saludable en relaciones tóxicas. La terapia emocional da un espacio seguro para aprender a comunicar sus sentimientos y necesidades de manera efectiva, lo que puede reducir el conflicto y el estrés emocional que viven.

3. Construcción de Autoestima y Confianza
La terapia de enfoque emocional trabaja en el fortalecimiento de la autoestima y la confianza de la adolescente. Al comprender y manejar sus emociones de manera saludable, las jóvenes pueden desarrollar una mayor sensación de valía personal, lo que las hace menos propensas a aceptar relaciones tóxicas como algo “normal”.

4. Establecimiento de Límites
Una parte importante de la terapia emocional es ayudar a las adolescentes a poner límites saludables en sus relaciones. Esto les permite identificar lo que están dispuestas a tolerar y lo que no, lo que es central en poner fin a la dinámica tóxica.

5. Desarrollo de Habilidades de Comunicación
La terapia emocional también se enfoca en el desarrollo de habilidades de comunicación efectiva. Las adolescentes aprenden a expresar sus pensamientos y sentimientos de manera clara y respetuosa, lo que puede mejorar la comunicación en sus relaciones y reducir el conflicto.

6. Manejo del Estrés y la Ansiedad
Las adolescentes en relaciones tóxicas a menudo sienten altos niveles de estrés y ansiedad. La terapia emocional entrega a las adolescentes herramientas para manejar sus emociones y cuidar de su bienestar emocional.

 

Constelación Familiar

La terapia de constelaciones familiares ayuda a las adolescentes en el contexto de reconocer los patrones familiares heredados y los conflictos inconscientes no resueltos que impactan en la salud de sus relaciones y en su bienestar emocional.

1. Identificación de Patrones Familiares Tóxicos
La terapia de constelaciones familiares ayuda a las jóvenes a identificar patrones tóxicos en su historia familiar que podrían estar influyendo en sus elecciones de relaciones. Al reconocer estos patrones, las jóvenes pueden comprender mejor por qué están atrayendo relaciones tóxicas.
2. Exploración de Lealtades Inconscientes
La terapia de constelaciones familiares también se centra en las lealtades inconscientes heredadas dentro de la familia. Algunas jóvenes pueden sentir la presión de mantener lealtades a patrones familiares limitantes, incluso si no son conscientes de ello y esta terapia les ayuda a revelar estas lealtades y luego, cuestionar y abordar de manera saludable.
3. Cambio de Perspectiva
Esta terapia proporciona una mirada diferente y más amplia sobre las relaciones y las dinámicas familiares. Las adolescentes pueden comprender que no están destinadas a repetir conflictos o patrones heredados tóxicos, empoderándolas para tomar decisiones más saludables en sus relaciones.
4. Mayor Conciencia y Autonomía
A través de la terapia de constelaciones familiares, las adolescentes pueden desarrollar una mayor conciencia de sus propias necesidades, deseos y límites. Esto les permite establecer relaciones desde un lugar de mayor autonomía y autoconciencia, en lugar de replicar dinámicas familiares tóxicos.

 

Coaching

El coaching es un complemento valioso en un proceso terapéutico para empoderar a las adolescentes y proporcionarles herramientas prácticas para manejar y superar relaciones tóxicas mediante:

1. Definición de Metas y Objetivos Claros
El coaching ayuda a las adolescentes a establecer metas y objetivos específicos relacionados con sus relaciones. Esto puede incluir objetivos para identificar relaciones tóxicas, establecer límites saludables o desarrollar habilidades de comunicación efectiva.
2. Desarrollo de Habilidades de Comunicación
El coaching proporciona herramientas de comunicación efectiva concretas y esenciales para resolver conflictos y establecer límites en relaciones tóxicas.
4. Empoderamiento y Toma de Decisiones
El coaching trabaja el fortalecimiento de la capacidad de decir "NO" y de poner en primer lugar las propias necesidades y límites para evitar relaciones tóxicas. Empodera a las jóvenes para tomar decisiones informadas y positivas en sus relaciones. Puede ayudarles a reconocer su capacidad para elegir relaciones saludables y alejarse de aquellas que son dañinas.
5. Planificación de Futuras Relaciones Saludables
El coaching puede ayudar a las adolescentes a planificar y establecer las bases para futuras relaciones saludables. Esto incluye la identificación de los rasgos deseables en sus amistades y en una pareja y la comprensión de lo que constituye una relación sana.

 

En resumen

El beneficio de que una joven adolescente con relaciones tóxicas reciba ayuda de una profesional psicóloga, terapeuta y coach a la vez, y especializada en mujeres adolescentes es que obtendrá un enfoque integral que se puede adaptar según las necesidades específicas de la adolescente. Esto permite un tratamiento personalizado que aborda tanto los aspectos emocionales profundos como las habilidades prácticas necesarias para mejorar sus relaciones.

 

Un caso real de una adolescente dañada por una relación tóxica


A principios de este año llegó a mi consulta, una adolescente de 19 años (nombre protegido) que cursa primer año de Universidad. Ella acababa de terminar una relación tóxica que mantenía por casi un año y medio. Estaba muy ansiosa, confundida, con síntomas depresivos. Se sentía fea, tonta, que nadie se interesaba en lo que ella decía y que no era capaz de tener una relación de pololeo “normal”, entre otras cosas.

Cuando le pregunté qué le había atraído de su ex pololo, me respondió: “lo amoroso que era conmigo al principio … él no veía mis errores, me decía que era linda y me hacía sentir especial”.
Al poco andar, él comenzó a llamarle menos y cada vez sus llamadas fueron más breves; cuando se juntaban, él le criticaba la ropa que usaba y decía que eso no le quedaba bien, le tomaba su celular y lo revisaba… Otras veces, él le sacaba fotos mientras se besaban o le pedía que le enviara fotos íntimas cuando no estaban juntos. A pesar de esto y otras cosas que fue revelando en la consulta, ella se sentía protegida por su pololo e interpretaba como amor y preocupación, todas estas conductas.

Rasgos sutiles como estos y otros no tanto, son los que confunden a algunas adolescentes y las predisponen a sostener una relación dañina y no lograr darse cuenta y menos salir de ellas hasta que ya han sido dañadas emocionalmente e incluso físicamente.

Después de 5 meses trabajando con ella con psicoterapia, constelaciones familiares y coaching, fue dada de alta. En estos meses, lo primero que logró fue reconocer y conectar con las emociones que todo esto le gatillaba y hablar sobre esto.  Sanó las heridas que esta relación dejó en su autoestima, cortó con lealtades familiares inconscientes ligadas a la experiencia de esta relación tóxica, comenzó a poner límites saludables y a ponerse metas coherentes consigo misma y sus valores en el ámbito de las relaciones.

Todo esto, apoyado con algunas sesiones con su mamá, para guiar la maternidad en la etapa de su hija y dar herramientas prácticas para apoyar el proceso y fortalecer la autoestima de su hija.

 

Conclusión

Las relaciones tóxicas son un problema real en la vida de las mujeres adolescentes. Aprender a detectar las señales tempranas de alerta, comprender las causas y dar apoyo incondicional, son pasos fundamentales para prevenir estas relaciones, y en caso que ya estén, aminorar al máximo el impacto dañino en tu hija.

Con una comunicación cercana y sin juicios, una educación y guía informada en estas problemáticas, puedes ayudar a tu hija a evitar riesgos innecesarios y construir relaciones saludables, donde se sientan queridas, respetadas y aceptadas como son.

 

Si necesitas ayuda con esta u otra problemática por la que esté pasando tu hija adolescente, Agenda aquí y tengamos una sesión.  Esta consulta te dará claridad y enfoque de lo que le está pasando y diseñaremos los pasos a seguir para la situación puntual que vive tu hija y poder ayudarla. 

 

Y si quieres escribirme, anda directo a mi WhatsApp, te responderé personalmente.

¡Te espero!

 

Un abrazo,

Paola Mora

 

Preguntas Frecuentes

1: ¿Cómo puedo ayudar a mi hija adolescente que está en una relación tóxica?
Si sospechas que tu hija está en una relación tóxica, es esencial ser un apoyo comprensivo, empático y sin juicios.   Anímale a hablar contigo sobre sus preocupaciones, ofrécele recursos y consejos, y si la situación es grave, considera hablar con un profesional especialista para ayudarle a superar las consecuencias que deje en ella esta relación.

2. ¿Qué señales pueden indicar que una relación adolescente es tóxica?
Algunas señales de alerta comunes incluyen el control excesivo, la manipulación emocional, la crítica constante, cambios negativos en el bienestar emocional de la adolescente, o cualquier forma de abuso. Es importante estar atentos a cambios significativos en el comportamiento de una adolescente.

3. ¿Por qué las adolescentes a menudo permanecen en relaciones tóxicas?
Las adolescentes pueden quedarse en relaciones tóxicas por diversas razones, como el miedo a la soledad, la falta de autoestima, la presión social o la esperanza de que la relación mejore. Es importante comprender estas razones para dar el apoyo adecuado.

4. ¿Cómo puedo educar a mi hija sobre relaciones saludables?
La educación sobre relaciones saludables comienza en tu hogar.  Habla con tu hija sobre la importancia del respeto mutuo, la comunicación abierta y el establecimiento de límites de lo que quiere o no hacer. Anima a tu hija a ser consciente de las señales de alerta en las relaciones y en cómo se siente en esa relación.  Una señal inequívoca de toxicidad, es si ella siente que la mayoría de las veces en esa relación siente que debe hacer cosas que no quiere por miedo a que la otra persona deje de ser amiga o la “abandone”.